Menu

COMO EJERCITAR LA MEMORIA

¿Has notado cómo mover tu cuerpo lo ayuda a que esté más ágil y fuerte?

¡Tu mente también necesita moverse!

Igual que nuestro cuerpo necesita ejercicio físico para mantenerse en forma y poder moverse con agilidad, nuestra mente también necesita ejercicio. En nuestro cerebro hay muchos trabajadores (neuronas) funcionando en el recuerdo de todo lo que vivimos, son los responsables de que recordemos por ejemplo aquella canción o poema de la infancia, lo que hicimos la semana pasada o cuándo es la próxima cita del médico.

Esos trabajadores llevan acompañándonos mucho tiempo y por eso cada vez están más débiles, cansados y agotados, costándoles moverse y pensar. Por ello es muy importante que los hagamos trabajar, para que estén ágiles y fuertes y no les dejemos que vayan envejeciendo y se jubilen.

Los despistes diarios: ¿Qué había venido yo a hacer aquí? ¿Apagué el gas? ¿Cerré la puerta?, la pérdida de objetos de uso frecuente: ¿Dónde estarán las gafas? ¿Y las llaves de casa?, el olvido de nombres de amigos o familiares, el olvido de nombres de objetos: “lo tengo en la punta de la lengua”, no recordar algo que acabamos de leer o escuchar,…

Todos estos despistes son llamados olvidos benignos que pueden producirse por falta de ejercitación mental, falta de atención, dificultades en la comprensión, épocas de tristeza, nerviosismo,… y que pueden ser mejorados con una estimulación cognitiva general y específica, con el uso de técnicas de memoria, y con una mejora física y psicológica.

Tu mente tiene que estar en forma, ¿te apuntas?

Destinado a todas quellas personas que quieran conservar su memoria, incluso que tengan despistes u olvido, excepto cuando exista un deterioro cognitivo moderado o grave, como sería el caso de una demencia.

 
 
Fecha 
Horario 
Lugar
Participantes
Precio
GRUPO A
 
De octubre a mayo
Lunes  16:00 a 17:30
Casa de Cultura
15 (aforo reducido: 12)
62€